errores en proyectos europeos

Si te lanzas a por proyectos europeos educación no cometas estos 5 errores

Evita estos 5 errores cuando solicitas tus proyectos europeos educación para financiar tu iniciativa. ¡YesEuropa te ayuda!.

Cada día que pasa ves con mayor desesperación cómo van disminuyendo las subvenciones en tu entorno. Los recortes en España se avecinan y las entidades educativas, culturales y sociales siempre sufrimos más que otro tipo de organizaciones.

Seguramente has oído lo bien que funcionan los proyectos europeos educación y los proyectos tan bonitos que han salido adelante gracias a la ayuda comunitaria. Alguna entidad que conoces ha recibido esas subvenciones europeas y siempre te preguntaste cómo se consiguen.

Las subvenciones europeas suponen un complemento a tu actividad de tu organización interesante, pero tiene una operativa distinta y antes de lanzarte a lo loco, conviene que tengas en cuenta 5 claves para evitar perder el tiempo en la solicitud, en la búsqueda de socios y en definitiva, en enterarte de qué trata el mundo de los proyectos europeos.

Error #1 – Pedir subvenciones europeas para proyectos europeos educación sin dimensión europea

Recibimos llamadas todos los días con las preguntas típicas que nos hacen las organizaciones. A priori, a casi todas les interesa sólo la parte de la financiación, olvidando que, en el mismo  momento que planteas un proyecto europeo, tu organización y la misión de tu proyecto se convierten en europeas.

Es decir, se plantean siempre cuestiones, necesidades y objetivos de proyectos europeos educación que no tendrán nunca un enfoque europeo. Por ejemplo, una entidad que quiere crear una web o simplemente pedir un apoyo para sus gastos de funcionamiento y quiere subvenciones europeas. Ningún programa europeo subvenciona única y exclusivamente estos gastos, no tienen ninguna dimensión europea, son necesidades locales de una entidad, punto.

Pero ¿qué quiere decir dimensión europea?. Se logra la dimensión europea cuando ese proyecto puede tener un impacto en otro país, cuando se implica a otras organizaciones de otros países europeos, cuando hay unos resultados que pueden ser aprovechados en otro país, etc… 

Error #2 – No elegir el programa adecuado

Hay cientos de programas de subvenciones europeas, ¿de verdad tienes tiempo para leerlos todos?. 

Según la temática de tu proyecto, puede encajar mejor en un programa de subvenciones que otro. Por ejemplo, para proyectos europeos educación encaja con el programa Erasmus+ (o su heredero de 2021). Otro mal comienzo es intentar meter con calzador tu idea de proyecto en un programa de subvenciones que no encaja o donde tu organización no sea elegible.

Antes de elegir el programa, examina qué tipo de organizaciones pueden solicitar proyectos europeos educación.

Error #3 – No buscar los mejores socios para proyectos europeos educación

Ya apuntamos en el post “10 trucos para elegir socios para proyectos europeos” la importancia de filtrar y seleccionar a los mejores compañeros en tu aventura europea. 

Te aseguramos que un mal socio es peor que un dolor de muelas. Puede provocar conflictos con los participantes y más allá, además del riesgo que tu proyecto se ponga en peligro y no consiga los objetivos que marcaste.

Cuando decimos que busques a los mejores, no tienen que ser necesariamente entidades grandes o entidades públicas. Al contrario, una organización pequeña que tenga algo diferente y que complete una parte del proyecto, puede ser la mejor elección.

 

Conclusión: ¿estás realmente en disposición de evitar estos errores cuando solicitas tus proyectos europeos educación para financiar tu iniciativa. ¡Recuerda que YesEuropa te ayuda a hacer realidad tus proyectos!.

Recibe gratis noticias sobre proyectos europeos
Al suscribirte aceptas recibir nuestras comunicaciones comerciales y nuestro Aviso Legal Podrás cancelar tu suscripción en todo momento.

Error #4 – Dejarlo todo al último momento

Sin planificación, sin un abstract redactado y sin un tiempo prudente para buscar socios y cerrar acuerdos, es imposible.

Muchas organizaciones van a poner una fecha límite cerrar y entregar el proyecto un mes antes de que acabe el plazo. Es una buena estrategia si se quiere dejar un margen de algunas semanas para darle otra vuelta al proyecto, hacer que otras personas ajenas al mismo lo lean y nos den su impresión y así, corregir su redacción.

Cuidado con entregar el proyecto el mismo día de la deadline. En ocasiones, los portales de los formularios se cuelgan y tu esfuerzo caerá en saco roto.

Error #5 – La falta de transparencia y de acuerdos escritos

Entregar un proyecto sin haberte reunido con los socios del mismo es un riesgo. Si los socios no tienen ni idea de qué se espera de ellos, cuál es el reparto de la subvención, qué condiciones existen, etc… ese proyecto tiene muchas papeletas de generar problemas, incluso si lo aprueban.

Es fundamental que se plasmen los acuerdos por escrito, además de una reunión por Skype con los socios para presentar y debatir las condiciones del proyecto.

Recibe gratis clases para saber cómo impulsar tus proyectos en estos tiempos locos.
Al suscribirte aceptas recibir nuestras comunicaciones comerciales y nuestro Aviso Legal Podrás cancelar tu suscripción en todo momento.