europe aid

Fusión de Europe Aid con el Cuerpo Europeo de Solidaridad

Queremos presentarte una cuestión que aparecerá en las próximas semanas o meses, pero que es inminente: la fusión de los actuales programas “Cuerpo Europeo de Solidaridad” con el programa de cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria “Europe Aid“.

Vamos a analizar a continuación los aspectos positivos y negativos de esta fusión, con una pequeña introducción y poniendo en contexto la actual situación con la que va a llegar para el nuevo programa marco de voluntariado y cooperación 2021-2027.

¿Qué es Europe Aid?

De forma muy abreviada, Europe Aid es el programa de cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria de la Comisión Europea. Está dotado de 7.100 millones de euros para el periodo 2014-2020 y tiene, entre otras acciones, un programa de voluntariado propio a desarrollar en países en vías de desarrollo, donde la Unión Europea financia proyectos conjuntos con organizaciones locales.

Recibe gratis noticias sobre proyectos europeos
Al suscribirte aceptas recibir nuestras comunicaciones comerciales y nuestro Aviso Legal Podrás cancelar tu suscripción en todo momento.

¿Qué es el Cuerpo Europeo de Solidaridad?

También muy resumidamente, es el programa de voluntariado, prácticas y empleo de la Comisión Europea dotado de 375,6 millones de euros. Fundamentalmente se dirige a entidades europeas y a jóvenes de entre 18 a 30 años para que hagan realidad su proyecto de realizar un voluntariado de entre 15 días a 1 año en otro país, financiando todos sus gastos.

Este programa es heredero del antiguo “Servicio Voluntario Europeo” que una buena mañana, el anterior presidente de la Comisión Europea, Juncker, cambió de nombre en un debate del estado de la UE. Una decisión que creemos fue errónea, ya que se cargó de un plumazo una “marca” que llevaba más de 20 años.

El runrún ya viene de lejos

Cuando el agua suena, agua lleva. YesEuropa lleva ya escuchando esta posible fusión desde hace casi dos años. Formamos parte de un comité asesor con la Comisión Europea y hemos mantenido reuniones junto con otras organizaciones europeas de referencia en varias ocasiones desde 2018. Este Comité Asesor ha mantenido una actividad tan importante, que al final hemos podido conocer la estrategia de la Comisión en lo concerniente al voluntariado y la ayuda humanitaria.

Para nosotros ha sido una oportunidad importante de cara a implementar cambios en la herramienta PASS del Cuerpo Europeo de Solidaridad, así como de hacer propuestas concretas y útiles de cara al desarrollo de los nuevos programas.

El “runrún” de esta fusión la hemos podido escuchar en varias de estas reuniones, incluso cuando aquí en España nada se sabía, hemos podido adelantarnos a estos posibles cambios estructurales. El desencadenante de esta fusión fue sin lugar a dudas el nacimiento del nuevo programa “Cuerpo Europeo de Solidaridad”, programa finalmente desgajado de Erasmus+ en 2018 y con una financiación propia.

Finalmente, llegamos ya a 2020 cuando ya las señales de la fusión son inequívocas, aunque por el momento no haya ninguna comunicación oficial al respecto por parte de la misma Comisión Europea ni de las Agencias Nacionales.

Sin embargo, creemos que es interesante para las organizaciones implicadas el hecho de conocer esta fusión y de prepararse a los posibles cambios y consecuencias que tendrán para su estrategia. Por eso, queremos que tu organización esté informada y preparar un plan estratégico, ahora más necesario que nunca debido a los nuevos paradigmas a los que nos enfrentamos las organizaciones no lucrativas por el COVID19.

A nuestros alumnos de los cursos de “Subvenciones a proyectos locales” ya se lo hemos apuntado hace semanas, así que ellos han sido los primeros en enterarse en España.

Puntos positivos de la fusión con Europe Aid

Tiene todo el sentido del mundo que se unan los dos programas de voluntariado, evitando que haya dos programas recorriendo dos caminos paralelos, pero diferenciados. Sobre todo, la fusión obedece a la optimización del presupuesto y esfuerzos por parte de organizaciones, la Comisión Europea (con su agencia EACEA como ejecutante de sus planes) y las Agencias Nacionales que se vayan a implicar.

Por otro lado, también se debe apoyar esta unión estratégica para evitar confusión de cara a potenciales beneficiarios y organizaciones. Bastante “cacao mental” tienen los participantes españoles que aún preguntan por el Servicio Voluntario Europeo y se pierde mucho tiempo en explicar que ahora se llama “Cuerpo Europeo de Solidaridad”. Muchos participantes y organizaciones incluso piensan que ha desaparecido y no tienen ni idea del nuevo programa. Así que, se podría ahorrar un poco en tiempo y dinero en explicar que un mismo programa sirve tanto en países de la UE como en países en vías de desarrollo.

Los dos programas disponen de dos plataformas de internet: el PASS (del Cuerpo Europeo de Solidaridad) y la plataforma Europe Aid. Hemos analizado ambas desde dentro. Nos decantamos sin duda por el PASS, aún con sus deficiencias y problemas. Se nota que se ha invertido en la misma +3 millones de euros. Tiene mucho mayor movimiento y es más usada por las organizaciones. La plataforma de Europe Aid, comparativamente, está infrautilizada y es muy poco “user-friendly”. Con la llegada de la fusión de los programas, la unidad de Europe Aid derivará a sus organizaciones a usar el PASS.

Puntos negativos de la fusión con Europe Aid

Esta fusión aún no ha sido anunciada oficialmente por la EACEA. A fecha de escribir este post, mucho nos tememos que ni siquiera se ha decidido aún qué ministerios a agencias nacionales van a ser las encargadas de gestionar este “mega-programa de voluntariado” o como quieran que lo llamen. Y parece ser que va a mantener el nombre de uno de los programas, esta vez el pez pequeño se come al grande, es decir, se llamará “Cuerpo Europeo de Solidaridad”. Pero aceptamos apuestas… 🤪 🤪 🤪 

De ahí parten, en nuestra opinión varios problemas que ésto puede causar. El primero y más evidente, el del retraso en la publicación de la guía del programa fusionado. Dependiendo de la prisa o la pausa que tenga la Comisión Europea para comunicar los cambios y crear las guías de los programas, este proceso va a tardar. Y mucho. Se achacará al COVID19, pero mucho nos tememos que el proceso va a ser como en 2014, cuando se diseñó la nueva generación de programas: estábamos en febrero 2014 y aún no había guía Erasmus+ y se saltó la primera convocatoria de Erasmus+ Juventud.

El segundo problema, es saber qué organismos van a estar implicados en la gestión y cómo va a ser la misma. Tenemos dos modelos separados y diferentes:

  • Modelo Cuerpo Europeo de Solidaridad, descentralizado, cada país tiene una Agencia Nacional que vela por los intereses del programa, su difusión y su gestión con las entidades beneficiarias.
  • Modelo Europe Aid, completamente centralizado, sin Agencias Nacionales en cada país y directamente gestionado por la EACEA, Agencia Ejecutiva de la Comisión Europea.

Aquí se abren varios interrogantes:

  • ¿Cuál va a ser el modelo elegido?. ¿Centralizado o descentralizado?

  • ¿Quién va a gestionar el programa?. ¿El Injuve y las Comunidades Autónomas (que gestionan actualmente el Cuerpo Europeo de Solidaridad) o la AECID?. El Injuve y las Comunidades Autónomas gestionan bien el programa del Cuerpo Europeo, pero tenemos dudas muy serias que puedan gestionar la parte de Europe Aid. Estamos ante la misma disyuntiva que con el traspaso del Cuerpo Europeo al Injuve. La parte del voluntariado está muy bien desarrollada, pero España adolece de la parte de empleo y prácticas del Cuerpo Europeo, esta parte ni está ni se la espera, al menos en España. Ni el Injuve ni las Comunidades Autónomas en materia de Juventud tienen ni estructura ni experiencia en empleo ni prácticas. Y ocurre lo mismo con la AECID, especializada en cooperación al desarrollo pero sin experiencia en la parte de voluntariado del Cuerpo Europeo de Solidaridad.

  • ¿Se gestionará el nuevo programa con dos Agencias Nacionales para un mismo programa?. Es decir a través del Injuve (gestionando la parte del Cuerpo Europeo de Solidaridad) y de la AECID (la parte de cooperación al desarrollo). Esto ya ocurre por ejemplo con Erasmus+ , donde en España hay dos Agencias Nacionales, el Injuve y el SEPIE. Podría tener su sentido, pero sabemos que a la Comisión Europea le gusta que haya una sola Agencia Nacional en cada país, para evitar duplicidades y solapamientos. Lo vemos posible, pero difícil de implementar y tampoco muy eficiente de cara a repartir los recursos asignados para España.

  • ¿Se creará un organismo autónomo diferenciado que gestione este nuevo programa?. Esta opción es muy remota, mucho más teniendo en cuenta la crisis que se nos ha echado encima. El Gobierno central no va a meterse en crear un nuevo organismo teniendo dos organismos ya creados y consolidados.

  • Las organizaciones implicadas que estén acreditadas con el Cuerpo Europeo de Solidaridad no tienen experiencia en Europe Aid, ni tampoco están debidamente capacitadas y viceversa. Es decir, por ejemplo un pequeño ayuntamiento que sea organización de acogida con el Cuerpo Europeo de Solidaridad, no contará con experiencia ni capacitación para gestionar un programa Europe Aid para enviar voluntarios a Chad.

  • El proceso de acreditación para ambos programas es distinta, siendo mucho más exigente el proceso de acreditación de Europe Aid. ¿Van a haber dos procesos de acreditación diferenciados?. Suponemos que así será, la lógica debe ser mantener dos procesos de acreditación separados.

Nueva acreditación


Atención, porque esta fusión va a traer consigo que haya dos formularios de acreditación: uno para proyectos en la UE y otro para los proyectos de cooperación al desarrollo. Iremos informando sobre los mismos a lo largo de 2021.

Conclusiones de la fusión con Europe Aid

La fusión es inevitable y nosotros nos mojamos: es positiva en términos generales. Son los flecos de esa fusión los que nos preocupan a nivel de gestión. Si de cara a la gestión en España hay muchas dudas, hay muchas más de cara a las organizaciones.

Si lo analizamos desde el punto de vista del presupuesto y haciendo un ejercicio de “ciencia ficción”, tendría que ser la AECID la Agencia que gestionara en España el nuevo programa fusionado. Simplemente por capacidad, presupuesto, operatividad y experiencia. Aunque ésta idea conllevaría algunas consecuencias: la primera y más inmediata, que la gestión con las CCAA desaparecería. La AECID es una Agencia de la Administración General del Estado y no cuenta con las CCAA para el desarrollo de sus programas.

De cara a los beneficiarios y participantes, la idea de un solo programa nos ayudaría a las organizaciones a ahorrar recursos y esfuerzos en reclutar potenciales voluntari@s.

Creemos que es fundamental que las posibles Agencias Nacionales implicadas en este proceso se preocupen un poco más de las organizaciones y adelanten cuanto antes las posibles implicaciones que tendrá la fusión de ambos programas. Nos consta que en otros países ya se está facilitando información a las organizaciones para que estén preparadas para los cambios, pero aquí de momento, no se ha dicho nada, lo que provoca una desventaja competitiva con otras organizaciones europeas.

Recibe gratis clases para saber cómo impulsar tus proyectos en estos tiempos locos.
Al suscribirte aceptas recibir nuestras comunicaciones comerciales y nuestro Aviso Legal Podrás cancelar tu suscripción en todo momento.